Receta de Ratatouille

El pisto es un plato francés, perteneciente a la cocina provenzal. La versión clásica se cocina con pimientos frescos, tomates dulces, cebollas, ajo y, por supuesto, calabacín. La primera mención de él se remonta al siglo XVIII, cuando el plato era popular entre los campesinos pobres. Hoy en día, las berenjenas se añaden al pisto, lo que le añade notablemente saciedad. Un elemento importante del plato son las hierbas.

En la cocina provenzal, el sabor de los productos familiares siempre se revela desde un nuevo lado con las especias y las hierbas. En el pisto se puede añadir una nota almizclada de trufa – el perfume culinario favorito de todos los cocineros; romero con su profundo y rico aroma; frescura de menta y albahaca. Existen platos similares en otras cocinas del mundo: en Italia, una variedad de pisto de verduras se llama caponata, en España – pisto, y en Cataluña – samfayna. Según esta receta, el pisto es aromático, nutritivo y hermoso. Se puede comer caliente y frío, es ideal con arroz y huevo, y también es bueno como plato separado.

INGREDIENTES por 1 porción:

Berenjenas — 2 piezas
Pimiento dulce amarillo — 1 pieza
Pimiento rojo dulce — 1 pieza
Cebolla repetida — 1 cabeza
Ajo — 2 dientes
Tomates — 2 piezas
Sugarpot
Aceite de oliva — 50 ml
Tomate paste — ½ cucharadita
Petrushka — 10 g
Saborea a Solpo
Sabor a pimienta negra molida

  1. Pica las cebollas y las berenjenas en trozos pequeños. Espolvorea las berenjenas con sal y déjalas reposar durante unos minutos para que entren en el jugo. INSTRUMENTO: Cuchillo de cerámica o batidora de mano. Aquí hablamos de los mejores batidoras de mano

  1. Durante este tiempo, limpia los pimientos y tomates desde el interior, y corta la pulpa en pequeños cubos tan pequeños como antes de la berenjena y la cebolla. 3. Picar el ajo y el perejil finamente.


  1. Calentar parte del aceite de oliva en una sartén, freír las cebollas hasta que estén blandas y ponerlas en un colador.


  1. Añade un poco de aceite a la sartén, fríe en ella hasta que esté blanda, prensada con cubos de berenjena extra líquida. 5. Doblar las berenjenas asadas en el colador. Ahora queda freír todo en los mismos cubos de aceite y pimienta, y también tirarlos en un colador.


  1. Llenar la mantequilla restante en una sartén, freír el ajo hasta que esté blando, añadir inmediatamente la pasta de tomate y una pizca de azúcar, y luego los tomates. 6. Guisar durante treinta segundos, luego agregar todas las verduras fritas previamente y el perejil picado, sal, pimienta, sudar durante un minuto y retirar del fuego.


Leave a Comment